Existen diferentes elementos del mobiliario urbanos que vemos en el día a día, pero que no sabemos para qué se utilizan ni cómo se llaman. En el siguiente post te vamos a explicar la función de los bolardos y las pilonas, así como la diferencia que hay entre ellas y los demás tipos de mobiliario urbanos que existe para delimitar espacios. 

Definición de bolardo y pilona 

Los bolardos se definen como postes de pequeña altura que están fabricados con piedra, acero, goma, metal, madera o plástico. Suelen ir anclados al suelo y se colocan en hileras para evitar que ocupen demasiado espacio. Mientras que las pilonas son postes más altos y esbeltos que los bolardos, pero que igualmente están fabricadas en metal, piedra, acero, madera, goma o plástico.  

Normalmente pilonas y bolardos son sinónimos en cuanto a su función como mobiliario urbano, pero se diferencian en tamaño y apariencia. Aun así, estos elementos urbanos se colocan también en escaparates y puertas de comercios para tratar de evitar el robo por alunizaje. 

La principal función de los bolardos y las pilonas es servir para delimitar espacios fijos o temporales, así como delimitar el acceso de vehículos a determinadas áreas.

Otros elementos similares a la pilona y el bolardo 

Además de los bolardos y las pilonas existen varios elementos urbanos que tienen la misma función, aunque son distintos y su uso depende del contexto en el que se ubiquen. Podemos encontrar varios tipos: 

  • La baliza es un objetivo señalizador que se utiliza para indicar un lugar geográfico concreto o en una situación de peligro. Además, emite señales luminosas o sonoras que señalizan las obras en carreteras.  
  • El hito es un poste de piedra labrada que indica la dirección o distancia en los caminos o terrenos delimitados. 
  • El noray se diferencia principalmente con el bolardo por su estética y su uso, ya que este elemento urbano está destinado al uso náutico y no terrestre. Aun así, estos dos términos son sinónimos porque definen el mismo objeto, pero en lugares diferentes. 
  • El disuasorio tiene la función de distinguir dos zonas y proteger a los viandantes, al igual que el bolardo. Pero se diferencia con este en que es un objeto que disuade, como su nombre indica, como por ejemplo un muro, una jardinera o un tótem.

  

Tipos de bolardos y pilonas 

Los bolardos varían en función de su utilidad, por eso existen diferentes modelos y tipos de pilonas. Como hemos señalado anteriormente, pueden estar fabricados en aluminio, metal, hierro o acero inoxidable.  Sin embargo, en función del uso de las pilonas pueden ser: 

Bollard
  • Pilonas y bolardos automáticos: estos elementos descienden del suelo y quedan a ras de este para permitir el acceso de vehículos a un determinado espacio. Como su nombre indica, son automáticos, por lo que son controlados a través de dispositivos electrónicos como tarjetas, teclados o mandos a distancia. Este tipo de pilonas son conocidas también como bolardos retráctiles y se recomienda su utilización en lugares con mucha afluencia de vehículos. 
  • Pilonas y bolardos semiautomáticos: se diferencian de las anteriores en que su mecanismo se acciona mediante una llave, lo que desbloquea el bolardo y se ocultan o aparecen del suelo. Este tipo de pilonas son recomendadas para los lugares con un acceso diario de menos de 50 vehículos.  
  • Pilonas y bolardos fijos: los bolardos que más has visto por la calle son los fijos. Este elemento del equipamiento urbano es estático, por ello no cuenta con un mecanismo que le haga ascender o descender. Suelen estar encajados al suelo con anclajes resistentes. 
  • Pilonas y bolardos extraíbles: similares a las anteriores, pero al estar fijadas al suelo con una placa de anclaje, tienen la posibilidad de ser extraídas de este.  

Dónde ubicar las pilonas y los bolardos 

Los bolardos son elementos esenciales en la seguridad vial y por eso es primordial elegir bien su ubicación y qué tipo es el más apropiado. Los factores que hay que tener en cuenta a la hora de instalar un bolardo son: el suelo donde será ubicado, las dimensiones, el tránsito de vehículos o personas o el acceso a la electricidad.  

Una vez esclarecida la posición donde colocar el bolardo se deben tener en cuenta una serie de pasos y elementos para instalarlo correctamente: 

  1. Primero es necesario cavar una fosa donde colocar el bolardo, además, en este paso, es importante tener en cuenta las dimensiones, el modelo y el mecanismo de la pilona. 
  2. En caso de instalar un bolardo automático o semiautomático, es importante colocar un cilindro de cemento, lugar donde desciende o asciende la pilona. 
  3. Lo siguiente es instalar un drenaje para que funcione como desagüe de agua de lluvia y no se estanque. 
  4. También es necesario la instalación de un cajón para que la fosa se encuentre protegida y garantice la vida útil de la pilona. 
  5. El bolardo se encuentra dentro del cilindro de cemento y se alinea su parte superior con la calzada, por eso es importante tener en cuenta los niveles del elemento. 

Estos son algunos de los elementos necesarios para la instalación de bolardos, aunque está más centrado en los automáticos. Por su parte, las pilonas fijas van selladas directamente al suelo y es más fácil su instalación. Pero también sería necesaria realizar una perforación en el suelo para poder alojar allí la parte de la pilona que se enterrará y se cementará. Aunque existen algunos tipos de bolardos que sencillamente van atornillados al suelo. 

Decópolis, expertos en mobiliario urbano  

Los bolardos y pilonas en el mobiliario urbano son elementos imprescindibles para garantizar la seguridad y delimitar espacios por cuestiones funcionales, propias de movilidad o de diseño.  En Decópolis somos expertos en instalar todo tipo de bolardos y pilonas, desde las fijas, a las manuales y móviles, hasta las completamente automáticas. Nuestra experiencia nos avala y es que trabajamos para hacer de los espacios públicos lugares más seguros y saludables.  

Los elementos de seguridad en exteriores que instalamos son duraderos y permanentes, por eso nuestros bolardos y pilonas son capaces de impedir el paso a cualquier tipo de vehículo.