Formentera está en boca de todos, más aún cuando se acerca el verano. Aguas cristalinas, atardeceres paradisiacos y locales muy cool son los ingredientes que todo el mundo conoce. Sin embargo, más allá de los famosos beachclubs y playas de escándalo, Formentera es un destino responsable y sostenible: un lugar rico en biodiversidad que ofrece, entre muchos otros planes, rutas naturales por las que perderse. ¿La última novedad? Un nuevo itinerario ornitológico para los amantes de las aves en el que descubrir la isla y conectar con la naturaleza. Sin duda, un plan ideal si tienes en mente viajar este verano a Formentera.

Las claves de la nueva ‘Ruta Birding’

La recién inaugurada ruta ‘Itinerario Ornitológico del Camí des Brolls’ consta de 4 kilómetros que recorren el Estany Pudent, el humedal más grande de la isla que forma parte del Parque Natural de Ses Salines. Una parte esencial del trayecto son los ocho paneles que informan sobre las especies y la naturaleza de la zona, los cuales ponen en valor la avifauna y vegetación característica de la zona.

señalización de ruta en Formentera

El recorrido es sencillo, apto para ‘todos los públicos’ y se realiza en poco más de hora y media a pie, o bien en 20 minutos si se opta por la bicicleta. Así que, si no tienes alma de deportista, no sufras. Te aseguramos que el camino es cómodo, fácil y sin grandes desniveles.

El Estany Pudent y su valor ornitológico

Si bien el nombre del Estany Pudent no es muy atractivo (significa estanque maloliente), esta laguna no estuvo siempre conectada al mar y pasó de albergar agua dulce estancada a agua salada. Hoy en día, el Estany Pudent es fundamental para la explotación salinera propia de Formentera y, además, es el punto de encuentro de más de 5.000 especies de aves como los zampuellines cuellinegros, flamencos, cigüeñelas o tarros blancos. En definitiva, uno de los enclaves estratégicos de la isla para el avistamiento de aves.

ruta birding formentera

Una Formentera para todos

Quien viaja a Formentera busca sin duda una experiencia sensorial: el mar, la gastronomía, su naturaleza, la tranquilidad que se respira en el ambiente y, por su puesto, también ese lado más trendy propio de la isla. En los últimos años, Formentera apuesta por un turismo sostenible que acoge a sus visitantes y les traslada la importancia del respeto por el entorno. En este sentido, proyectos como la nueva la ruta birding, que se completará con una ruta running y una ruta patrimonial, son un ejemplo de buenas prácticas que hacen que Formentera sea aún más atractiva (si cabe) como destino de vacaciones.

Decópolis, como empresa referente en Baleares en proyectos de mobiliario urbano y señalización en espacios públicos, fue la encargada de desarrollar este proyecto integrando todos los elementos en el paisaje y entorno natural. El resultado es una experiencia enriquecedora que, con seguridad, dejará a los visitantes maravillados.