Los residuos que generamos a lo largo de una vida pueden acabar depositados en el fondo del mar o amontonados en algún rincón. Por ello, la acción de reciclar es clave para el mantenimiento del planeta y así, contribuir al cuidado del medio ambiente.

El reciclaje es un proceso esencial cuyo fin es el de fabricar objetos o productos a partir de basura o residuos ya utilizados. Por ejemplo, una botella podría reciclarse para convertirse en un nuevo objeto de cristal; o un cuaderno puede acabar siendo un libro. Este proceso permite reciclar la materia ya existente para reducir la contaminación y causar menos daños al medio ambiente.

Las pequeñas acciones como reciclar ayudan a que el planeta reduzca sus residuos y que estos no acaben en el mar perjudicando la vida marina. Así, una segunda oportunidad para botes, latas o papel es esencial para contribuir al mantenimiento del planeta, como lo es echar los residuos en sus contenedores de basura correspondientes.

Tipos de contenedores de residuos

Existen diferentes tipos de contenedores que reciclan casi todos los residuos que generamos en la vida diaria. Para ello, hay que diferenciar y saber para qué vale cada uno de ellos. A continuación, te explicamos cuál es la función de cada contenedor de residuos urbanos:

contenedor de residuos
  • Contenedor Amarillo: recicla envases de plástico de todo tipo, bolsas de plástico, latas de conservas, refrescos, bricks, papel aluminio, transparente, etc. Además, todos los envases que deposites en el contenedor amarillo tienen que estar vacíos.
  • Contenedor Verde: aquí se reciclan los envases de vidrio vacíos como botellas, frascos o botes. Eso sí, hay que separa de los envases las tapas, tapones o corchos de las botellas.
  • Contenedor Azul: sirve para reciclar el papel y el cartón doblado y preferiblemente atado para facilitar su recogida. Aquí puedes depositar periódicos, revistas, sobres, hojas, cajas de cartón, papeles de embalar, papel de regalo…
  • Contenedor Marrón: este es el contenedor de creación más reciente donde se depositan los residuos orgánicos como restos de verdura, fruta, carnes, posos de café, infusiones, comida sólida, plantas, cáscaras de frutos secos, papel de cocina o servilletas usadas, etc.
  • Contenedor de Desechos: este contenedor puede ser de color naranja también y en él se deposita todo lo que no se puede reciclar. Algunos ejemplos son las colillas, las compresas, pañales, bolígrafos o lápices usados, estropajos, etc.
  • Parques verdes: o puntos limpios son lugares donde llevar todos los objetos que no se puedan reciclar en los contenedores normales de residuos. Aquí se suelen depositar aquellos residuos que resultan peligrosos, los aceites vegetales, ropa, restos de poda, mobiliario voluminoso, aparatos electrónicos, etc.
  • Residuos voluminosos: se denominan residuos voluminosos a todos aquellos objetos que no pueden ser recogidos de forma ordinaria, es decir, que por sus características no caben en el camión de la basura. Por ejemplo: colchones, somieres, muebles o sofás.
  • Residuos de aparatos electrónicos y eléctricos: estos objetos funcionan por corriente eléctrica o campos magnéticos y no se pueden reciclar por sus características de peso, dimensiones o propiedades. Por eso, es recomendable llevarlos a un punto limpio o que el servicio de recogida de tu ayuntamiento pase a por ellos. Algunos de estos aparatos son: neveras, lavadoras, aspiradoras, secadores, lámparas, consolas, etc.
  • Residuos de construcción y demolición: Los RCD son aquellos incluidos en la categoría 17 de la Lista Europea de residuos. Este tipo de objetos pueden ser depositados en el parc verd de tu ayuntamiento.
  • Neumáticos fuera de uso: los neumáticos usados que son reemplazados por otros, deben ser recogidos por el propio establecimiento. Pero en caso contrario, debes llevarlos al parc verd más cercano de tu ayuntamiento.
tipos de contenedores en la vía pública

La ubicación de los contenedores de residuos urbanos

Los Planes Directores Sectoriales son instrumentos de ordenación y planificación que regulan la incidencia territorial de las distintas políticas sectoriales de las Islas Baleares. Entre los Planes Directores Sectoriales está el Plan Director Sectorial de Residuos no Peligrosos que se encarga de ordenar las infraestructuras y equipamientos necesarios, así como de definir el modelo de prevención y gestión de residuos no peligrosos de las islas.

Por su parte, son los ayuntamientos los que establecen la ubicación de los contenedores y donde deben ser colocados en la vía pública. Una de las principales características con las que debe contar la ubicación de contenedores de reciclaje en la vía urbana es su facilidad para ser recogidos así como su visibilidad y accesibilidad.

Debido a que los diferentes tipos de contenedores de basura tienen que estar en un sitio dictaminado por el ayuntamiento, los ciudadanos no pueden cambiar la ubicación de los contenedores. Tampoco pueden dañar el mobiliario urbano relacionado con los contenedores de reciclaje.

Así, el mobiliario urbano como los contenedores de basura tienen un papel fundamental para conservar la limpieza y mejorar el medio ambiente en la vida urbana de los ciudadanos.

Normativa de los contenedores de reciclaje

La Ley 8/2019 del 19 febrero, de residuos y suelos contaminados de Islas Baleares contiene medidas para prevenir, reutilizar y disminuir la condición de peligrosidad de los residuos, su reducción tanto cualitativa como cuantitativa. Además, se aprobó esta ley para evitar el desperdicio de alimentos, reducir la generación de residuos en forma de envases y garantizar la gestión efectiva de los residuos en las islas.

Se trata de una política de prevención y obligación de reciclaje que contribuye a disminuir la generación de residuos y que promueve su reutilización. Con esta ley, los residuos que generan los ciudadanos pasan a ser un recurso. Así, el reciclaje se convierte en un pilar fundamental para la vida cotidiana y futura de los ciudadanos.

Decópolis, tu aliado para instalar contenedores de residuos

En Decópolis suministramos contenedores de residuos urbanos adaptándonos a las necesidades de la zona y su sistema de recogida. Nuestros modelos de contenedores son de plástico inyectado, compatibles con todos los sistemas de gestión de residuos, desde el plástico y el cartón, hasta el vidrio y restos orgánicos. También suministramos e instalamos contenedores soterrados con una mayor capacidad y con un menor impacto en la urbe. Llevamos 20 años fomentando el bienestar social y los espacios urbanos modernos, funcionales y atractivos.